L´Horta

L´Horta

La Huerta valenciana, más conocida como L’Horta, es una estampa única. Desde los límites de la ciudad se vislumbra su paisaje en el horizonte, dominado por los cultivos de arroz y de chufa, por los campos de naranjos y las plantaciones de hortalizas, por las berenjenas y las alcachofas, viñas y olivos. Entre sus tierras discurren las acequias y se salpican las alquerías. Es también responsable de que el producto valenciano sea referente de calidad a nivel internacional.

Atendiendo a sus fronteras, la comarca histórica de La Huerta está compuesta por València capital y varios municipios limítrofes del Norte, el Sur y el Oeste. De Paterna a Alfafar, pasando por Alboraya. Esta última localidad, por ejemplo, tiene una relación muy especial con la chufa. Es por ello que presume de las mejores horchaterías de la ciudad, como Daniel, abierta desde 1960.

El sistema de regadío es herencia de la tradición árabe. Por este motivo, en València hay hasta ocho acequias mayores, repartidas por los municipios. Desde su creación, han estado gobernadas por el Tribunal de las Aguas, una institución que regula el uso de los caudales y que ha sido declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por su carácter único. Todavía vigente, es posible presenciar su reunión pública cada jueves, a las 12 horas, en la puerta de la Catedral.

También hay que volverse a la huerta para encontrar las construcciones típicas de la arquitectura valenciana. Entre campos y arrozales se elevan las barracas y las alquerías. Casas de campo de origen humilde, a veces hechas a base de cañas y barro, con una estructura muy particular. Hoy en día muchas han sido restauradas y reconvertidas en restaurantes donde es posible disfrutar de buenos arroces en un entorno inmejorable, algo que se puede comprobar en l’Alqueria del Pi.
 

Leer más
Cerrar

Cómo llegar

Metro: 
Bus: 
  • Museo Lladró
  • Carril Bici por la antigua Vía Churra