Skip to main content

Agua de València: el cóctel que enamoró a la luna

El Agua de València es el cóctel propio de la ciudad, el más famoso de cuantos se pueden degustar a la luz de esa luna que tenemos con Denominación de Origen, porque, aunque por su frescura y sus cualidades organolépticas puede paladearse a lo largo y ancho del día, es, por sus orígenes, una bebida nocturna.

Cronistas como María Ángeles Arazo (Valencia Noche, Plaza & Janés), atribuyen su alumbramiento a Constante Gil, notable ejemplo de la combinación entre artista plástico y hostelero. Gil hizo de la antigua Cervecería Madrid, hoy Café Madrid, un punto de encuentro para las tertulias noctámbulas en la Ciutat Vella de la segunda mitad del siglo XX. Fue una noche de 1959, y azuzado por unos clientes vascos cansados ya de ingerir agua de Bilbao, como así denominaban al mejor espumoso de la casa, cuando fue retado a crear su propio cóctel. Y de la mágica improvisación de un instante surgió una bebida que trasciende el espacio concreto donde fue soñada por primera vez.

Para darle cuerpo recurrió al producto estrella de la terreta, la naranja. La receta, a base de abundante zumo de cualquiera de las variedades locales, mejor arrancadas del árbol en su punto exacto de maduración, se complementa con ajustadas pinceladas de vodka, ginebra y cava, este último, a ser posible, de la cercanas Requena y Utiel. Ni que decir tiene que la calidad de las bebidas espirituosas empleadas debe estar a la altura de las virtudes del rey de los cítricos por excelencia. Hasta aquí lo que ha trascendido de la receta original, aunque la familia del ya desaparecido creador se guarda los toques secretos que este aplicaba a la mezcla primigenia.  Se sabe que también empleaba azúcar, pero la dulzura propia de las naranjas de València no lo hace imprescindible.

Al principio, la bebida tan solo era conocida por unos pocos acólitos de la antigua Cervecería Madrid, únicos que la pedían y disfrutaban en sus conciliábulos. Pero lo muy frecuentado del lugar, en el epicentro de la movida de la época, hizo que pronto alcanzara notoriedad y cada vez fuera más demandada, sobre todo durante las tan apetecibles tertulias a la luna de València que propicia nuestro bien amado clima. ¡Por oferta de ocio nocturno no quedará!

En cualquier caso, lo que sí hay que destacar es el efecto vertebrador que propicia el combinado, pues exige que se ofrezca en jarra amplia y se comparta en buena armonía, servido en copas de champán tipo seno de María Antonieta. Por eso, si algo identifica el cóctel más valenciano de cuantos puedan existir es su nocturnidad, su carácter congregador y su característico color naranja Indicación Geográfica Protegida.

 

Dónde tomar el Agua de València

Para disfrutar de la experiencia del Agua de València al 100% hay que buscar referencias de garantías. Es muy importante acertar con los locales que la sirven con mimo y cariño. Si encima están situados en algunas de las zonas más bellas de la ciudad… no hay más que decir ¡a beber!

Comencemos por la zona de Ciutat Vella, la más tradicional en la noche valenciana. El Café de Las Horas (Comte d'Almodóvar, 1), el Café Lisboa (Plaza del Doctor Collado, 9), el Café Sant Jaume (Cavallers, 51), el restaurante La Lola (Pujada del Toledà, 8) y la coctelería Christopher Lee (Pinzón, 17), un templo para los nostálgicos del cine clásico, nunca defraudan. Al igual que Mi Cub, situado en el Mercado de Colón, un bello ejemplo de edificio civil modernista.

 

Cómo elaborarla: 

 

INGREDIENTES

  • Zumo de naranja valenciana
  • Cava (los producidos en la Comunitat Valenciana son idóneos)
  • Vodka
  • Ginebra
  • Hielo
  • Azúcar (solo si las naranjas no estuvieran en su punto óptimo de maduración)

ELABORACIÓN

Para preparar el combinado en casa, el secreto reside en la calidad de los ingredientes. Cuanto más dulces sean las naranjas y mejores las bebidas empleadas, más calidad tendrá el coctel. Por lo demás, es una receta sencilla.

El primer paso será exprimir abundante zumo de naranja y añadirle pinceladas de cava, vodka y ginebra al gusto del consumidor. Si fuera necesario, añadir azúcar y servir con hielo.

Suscríbete a nuestro Blog

¡No te pierdas los mejores planes para disfrutar en València!

¡Suscríbete!