Skip to main content

València se convierte en la primera ciudad del mundo en calcular la huella hídrica de la actividad turística

Valencia | 29.07.2021 | 15:11

La ciudad aspira a ser un destino turístico con huella neutra tanto de carbono como de agua

València marca un nuevo hito en su compromiso con el desarrollo de un turismo sostenible, convirtiéndose en la primera ciudad del mundo en calcular la huella hídrica del turismo. Un nuevo estudio, realizado por la empresa Global Omnium en colaboración con la Fundación Visit València y el Ayuntamiento de la ciudad, muestra el impacto de las acciones humanas en los recursos hídricos, calculando el consumo y contaminación del agua dulce que se deriva, directa o indirectamente, de los diferentes componentes de la actividad turística, desde el transporte y el alojamiento a la consumición en restaurantes y locales de ocio.

La iniciativa forma parte de la Estrategia de Turismo Sostenible de la ciudad, sumándose a los esfuerzos para convertirse en un destino neutro en emisiones de carbono en 2025. Del mismo modo, València aspira a tener una huella hídrica neutra a través de una gestión más eficiente de este recurso tan vital. El estudio ha sido verificado por AENOR, la Asociación Española de Normalización y Certificación.

 

La huella hídrica del turismo en València

De acuerdo con el estudio, el volumen total de consumo de agua derivado de la actividad turística en València en el año 2019 fue de 74,23 hectómetros cúbicos, lo que supone una huella hídrica de 0,315 metros cúbicos por turista y día. En el cálculo se incluye también a los cruceristas y a quienes simplemente visitan la ciudad en una excursión.

Solo el 16% del total corresponde al consumo directo de agua por los turistas, sobre todo en los alojamientos turísticos, mientras que el 84% es un consumo indirecto asociado a la producción de bienes y servicios, o la elaboración de alimentos. Esto incluye principalmente las comidas que los visitantes disfrutan en los restaurantes de la ciudad, las compras que hacen en sus tiendas y el mantenimiento de atracciones y locales de ocio. Por otro lado, el uso del transporte (tanto público como el alquiler de vehículos), solo constituye un 0,10% de la huella hídrica del turismo.

Los servicios públicos de agua representan tan solo un 0,53% de la huella hídrica, cifra que demuestra la gran eficiencia hídrica de la ciudad, la mayor de Europa, con un 87% de eficiencia real gracias, entre otras cosas, a una completa red digital de medición.

El cálculo de la huella hídrica supone el primer paso para identificar oportunidades para la reducción del consumo de agua e implementar las medidas necesarias para una gestión más sostenible de este recurso. Con ello, no sólo se generarán ahorros, favoreciendo la economía local, sino que también se contribuirá a la conservación de los ecosistemas naturales y los visitantes podrán disfrutar de un destino sostenible, seguro y saludable.

 

Suscríbete a nuestro Blog

¡No te pierdas los mejores planes para disfrutar en València!

¡Suscríbete!