TURISMO VALÈNCIA SE ADHIERE AL PACTO MUNDIAL DE LAS NACIONES UNIDAS

15/04/19

 

Esta voluntad queda plasmada en la carta que la concejala de Desarrollo Económico Sostenible y presidenta de la Fundación Turismo Valencia, Sandra Gómez, ha hecho llegar al Secretario General de la Organización Mundial de las Naciones Unidas, en su calidad de presidenta de Fundación Turismo València. En ella le muestra el apoyo del Ayuntamiento y de Turismo València a los 10 principios del Pacto Mundial en materia de derechos humanos, derechos laborales, medio ambiente y lucha contra la corrupción. «La Fundación está volcando sus esfuerzos en contribuir a que la actividad turística se realice dentro de los márgenes de la ética, y en impulsar un turismo accesible, responsable, sostenible e inteligente para todas y todos».

 

Gómez ha señalado que la adhesión al Pacto Mundial queda «enmarcado en un contexto de sostenibilidad y responsabilidad turística». Su finalidad, ha precisado, es seguir trabajando para que València «sea un destino en el que la convivencia social, la rentabilidad económica y el respeto al medio ambiente vayan de la mano del turismo, tal como establece el Plan Estratégico València 2020».

 

Además, ha indicado que con esta acción se pretende que el sector público y el privado, así como la sociedad valenciana, los turistas y «todas las personas implicadas o afectadas por el sector cooperen y participen para que el turismo continúe siendo uno de los principales motores económicos de la Comunitat Valenciana».

 

Para monitorizar esta iniciativa, la delegada ha indicado que se ha creado un Comité de Ética del Turismo, responsable del seguimiento y control del cumplimiento de este compromiso, que han firmado más de doscientas organizaciones, y que pretende ser un espacio en el que la participación y el diálogo entre los agentes implicados sean la vía para resolver los conflictos.

 

Principios del Pacto Mundial

 

Los 10 Principio del Pacto Mundial derivan de declaraciones de Naciones Unidas en materia de derechos humanos, trabajo, medio ambiente y anticorrupción, y gozan de consenso universal:

 

“Las empresas deben apoyar y respetar la protección de los derechos humanos fundamentales, reconocidos internacionalmente, dentro de su ámbito de influencia”

 

“Las empresas deben asegurarse de que sus empresas no son cómplices en la vulneración de los Derechos Humanos”

 

“Las empresas deben apoyar la libertad de afiliación y el reconocimiento efectivo del derecho a la negociación colectiva”

 

“Las empresas deben apoyar la eliminación de toda forma de trabajo forzoso o realizado bajo coacción”

 

“Las empresas deben apoyar la erradicación del trabajo infantil”

 

“Las empresas deben apoyar la abolición de las prácticas de discriminación en el empleo y la ocupación”

 

“Las empresas deberán mantener un enfoque preventivo que favorezca el medio ambiente”

 

“Las empresas deben fomentar las iniciativas que promuevan una mayor responsabilidad ambiental”

 

“Las empresas deben favorecer el desarrollo y la difusión de las tecnologías respetuosas con el medioambiente”

 

“Las empresas deben trabajar contra la corrupción en todas sus formas, incluidas extorsión y soborno”