Descubre los Poblats Marítims de Valencia.

Public date: 
Viernes 05 Mayo 2017

Los Poblats Marítims, el distrito marinero por excelencia de Valencia, está formado por los barrios del Cabanyal – Canyamelar, el Grao, la Malvarrosa, Beteró y Nazaret y conservan su esencia tradicional marinera y pesquera. Un lugar para perderse a golpe de pedal con olor a mar. Muchas son las razones por las que dejarse ver por sus calles. ¿Lo descubrimos?

Como ya lo hicieran El Carmen o, más recientemente Ruzafa, El Cabanyal es una de las zonas más de moda de la ciudad. A los pies del Mediterráneo, este antiguo enclave marinero emana autenticidad por los cuatro costados; y es que además de su luz y su arquitectura, cabe destacar las numerosas construcciones en cerámica azul cobalto, verde y blanco del modernismo popular.

En la zona destacan para el tapeo la mítica Bodega Montaña, que destaca por la calidad del producto ofrecido; Casa Guillermo por sus anchoas, La Pascuala, La Peseta o Tasca La Reina, con ricas cartas de tapas y bocadillos.

Asimismo, toda la fachada marítima cuenta con locales espectaculares distribuidos por las playas de Las Arenas, La Malvarrosa y la Patacona, con terrazas inmejorables para estas fechas. Además del restaurante Panorama y sus excelentes vistas, cabe destacar Marina Beach Club, el espacio de moda de la costa valenciana, y el nuevo Veles e Vents, con Heineken y el grupo La Sucursal a la cabeza. Son igualmente recomendables los arroces y paellas de La Pepica, La Marcelina y Casa Carmela; así como los cócteles y tartas de La más bonita, una de las últimas propuestas de la ciudad. Cabe señalar, también en esta zona, La Fábrica de Hielo, un espacio polivalente que ofrece música en directo y todo tipo de charlas,

Recorrer las calles de El Grau, La Malvarrosa, Beteró, Nazaret y El Cabanyal a golpe de pedal es posible gracias a los biketours por Valencia. Visitar el Paseo Marítimo a lo largo de la playa de la Malvarrosa que tantos cuadros de Sorolla ha inspirado; hacer una parada en el Museo del Arroz y en la Casa de Blasco Ibáñez, son indispensables para descubrir la Valencia más profunda.

 

Disfrutar de un día en el mar es otra opción de la zona, tomando el sol en catamarán y descubriendo los Poblats Marítims desde otra perspectiva, una visita inigualable en la que te sorprenderá la cantidad de rincones escondidos que se ven desde las aguas del Mediterráneo.